La nueva España, sociedad de followers, borregos y adoctrinados.

por admin
0 comentario 457 views

La nueva España, quién te ha visto y quién te ve


Hoy en día, vivimos en la nueva España, de ser un imperio a un corral de ganado, en el que la mayoría no tiene ni criterio propio ni autoestima.

Una antigua potencia europea convertida en la plaza de botellones del resto de europeos, y donde tienen más derechos los de fuera que los de dentro.

Oh querido país de “likes” y “followers”, que solo te guías por lo que se dice en internet y lo que sale en televisión, que incluso ambas ocultan la gran parte de las cosas que pasan en este país.

Se fijan en una manada, pero se obvian otras por ser árabes, y luego se tapan las que hacen las mujeres, ya que va en contra del feminismo, y claro el feminismo da dinero, lo otro no.

 

España

 

Sacamos banderas, cuando quieren la independencia e incapaces de salir por los desahucios, el maltrato, el abuso infantil y los derechos a un trabajo digno y una vivienda digna, se ve que en este país la dignidad aparece, cuando solo hay dinero de por medio.

Esta es la marca España, emigrar para tener oportunidad y aquí les regalan la oportunidad a otros para que les roben.

Leyes que solo afectan al pobre y nunca al rico, y donde se usan más estereotipos que tratar de ser justos con los inocentes, que hoy en día, hay más gente inocente en la cárcel, que personas que deberían estar dentro por dañar a personas a inocentes, pero oh inocente, nunca se te ocurra defenderte.

 

La nueva España, no te defiendas.

 

Que surjan grupos para pedir derechos, cuando las leyes no deberían tener género, ni condiciones sexuales ni condiciones sociales y que haya leyes, que te hace sentir que las personas se rigen por categorías, y no hablo de estatus social, hablo de género y condición sexual.

Que me vendan el feminismo como la búsqueda de igualdad de género, y luego ves los mensajes de odio hacia los hombres en sus manifestaciones, no me hagan reír, que la mayoría no acepta ni las críticas de las propias mujeres, y luego pregonan de luchar contra los estereotipos pero son las primeras que lo usan contra los hombres, y el continuo mensaje de victimismo, no hay nada más machista que poner a la mujer de una débil víctima.

Para mí es un insulto hacia aquellas mujeres que me protegieron en el colegio, cuando supuestamente por ser hombre, según ustedes sociedad, tendría que a ver sido al revés y una falta para el libre albedrío de las personas, ya que no te dan posibilidad de elegir, blanco o negro, cuando el mundo tiene una gama más amplia, tantas como personas existen en el planeta.

Algo que si he aprendido es que machismo para algunas solo el que no les beneficia, y el victimismo es algo que da dinero, lo peor, que es para el estado.

Esta es la Nueva España, la España del postureo, del odio y resentimiento, la analfabeta y maestra con derecho de corregir al resto, la de la supuesta creencia que les enseño sus abuelos y el tonto del Twitter, que gritar no soluciona problemas como el tampoco echarse la siesta y pasar, que cada uno tiene derecho a opinar, y que es un derecho fundamental del derecho humano el tener la capacidad, sin ánimo de faltar, de decir lo que piensa cuando se lo piden.

La que no sabe discutir, sin agredir, ni pedir alguna maldad ajena y que si no eres de mi pensamiento, te elimino, adiós querido entendimiento y respeto mutuo que si no piensas como yo, eres un machista y misógino energúmeno.

País de gran hermano, sálvame y hombres y mujeres, y del ya volvemos en 15 minutos, donde se usan las ilusiones de personas en concursos para montar circos, el salseo y el morbo es la premisa de la televisión, y que solo se ve, lo que hace mal el hombre, luego queremos igualdad.

La nueva España es donde la mayoría se creen jueces o con derecho a juzgar, y que no son capaces de respetar el mayor principio del ser humano, que es el libre albedrío.

Que ser profesional y humano, a veces van juntos, pero lo segundo no te da de comer, entiéndelo que un trabajo es un trabajo, no veo a nadie dejarlo por ser explotado pero si exigiendo cuando otros hacen su trabajo.

Es triste que no hayamos avanzado nada en esta sociedad de estatus social y tercermundista, que saltarte las leyes no es libertad sino libertinaje y eso es España, puro folclore y lo demás solo un reality show.

 

 

Esta es la nueva España, que para que te esfuerzas si con llorar obtienes más, y que para que ir a la comisaria, si ya tienes el Twitter.

Que se protege más a un adulto que a un niño, y cuando digo niño, digo el que se suicida, al que se intenta adoctrinar con odio y mentiras y que se le intenta enseñar que religión es la nuestra, cuando religión, la palabra abarca muchas más. No hay príncipes ni princesas dejarse de enseñar cuentos que el golpe de la realidad a veces es muy violento.

Un niño que mata, deja de ser niño, un niño que viola, deja de ser niño, ya que un niño si cometes tales actos, solo queda una solución, juicio, sentencia y a prisión, que aquí ciertas cosas pasan y no se ponen límites, que se lo digan a esos padres que no han encontrado a su hija.

Esa es la marca de la nueva España, fanatismo, hipocresía y doble moral, que acogemos a gente de Siria pero no queremos a los que llevan años viniendo de África, que somos capaces de ponernos tiernos con niños enfermos en hospitales pero luego son capaces de abandonar a sus mayores en los mismos.

Que vivimos en un país donde hay más oscuridad que luces, que con la misma que criticamos, señalamos con el dedo aunque no tengamos ni puta idea de lo que hablamos, preferimos un momento en instagram que socorrer a una persona, que somos capaces que una persona sea humillada y dejarla sin dignidad, que en vez de ayudarla.

Pedimos respeto pero somos incapaces de respetar a otros, esa es la marca de la nueva España.

0 comentario
0

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.