Dependencia emocional, como una persona se pierde así misma.

por admin
0 comentario 512 views

Dependencia emocional


Es como una adicción, la única diferencia, es que es hacia una persona, eso es dependencia emocional.

Por eso he intentado adaptar la mayoría de la información que hay por la red, a lo que he visto y vivido a lo largo de los años.

La dependencia puede afectar a cualquier persona, sin importar género o condición sexual, y es algo que he observado en amistades. La única diferencia de género es que en hombre, por estereotipos, se oculta el problema, ya que el hombre no puede ser sentimental, según la mayoría de la sociedad, generando un problema mayor innecesariamente.

La dependencia emocional, es algo que he visto en muchas amistades, mayormente en mujeres pero también en hombres, hay que decir que no solo la he visto en parejas, también en personas que buscan la aprobación para ser feliz.

Cualquier persona que su felicidad este ligada a alguien o algo, es una persona dependiente, por ejemplo, una persona que busca la aprobación de todo el mundo para sentirse feliz, es un claro componente de dependencia emocional.

Esto es algo que se ve mucho en parejas jóvenes, al menos en las que he visto, la mayoría eran jóvenes (16 a 25) y lo peor es que se acepta como algo normal.

 

 

La dependencia emocional en las personas, tiene varios factores en común, en concreto las personas que he conocido y que he observado que la han padecido, han sido la baja autoestima, miedo a la soledad y que no pueden vivir sin pareja, siempre están en busca de conocer a alguien que llene ese vacío. He aprendido que este tipo de persona empieza a dejar de valorarse, siempre con pensamientos negativos sobre sí misma, llegando a un punto en el que se sienten inferiores, y lo peor, a veces incluso sentirse culpables por la conducta de otros.

Buscan parejas con un perfil hacia el egoísmo y posesivo, que asumen el rol de dominante. Dándose en algunos casos, maltrato físico o psicológico e incluso ambos, algo muy común en este tipo de parejas. Este tipo de persona no solo idealizan a sus parejas, también las excusan ante el comportamiento de maltrato, sea cual fuera, asumen el rol de sumiso.

Viven en una relación de amo y sumiso, como el saber dónde está la pareja 24 horas al día y con quién están. Hasta tal punto, que son personas que se alejan de sus amigos y familiares, ya que no acepta las críticas a su pareja y quieren que traten de forma especial a su pareja, siendo la pareja su punto de apoyo en busca de consuelo, que en muchos casos dejan de trabajar por ello mismo o se aíslan de los demás completamente. Este tipo de personas busca con atenciones y gestos, complacer a la pareja en todo, incluso si sufre.

La persona dependiente emocional, al ser como un adicto, aunque reconozca que sufre maltrato y menosprecio, y reconoce que no puede dejar a su pareja, son capaces de pedir perdón por cosas que no han hecho, por aprobación y miedo a perderle, son personas con una nula voluntad de cambio y de personalidad propia.

Como amigo, es algo que se vuelve doloroso, cuando ves a alguien que te importa sufrir de esta manera y que no es capaz de reconocer que se tiene un problema, incluso puedes llegar a ser marcado por la pareja de esa persona, y lo peor es ver como es aceptado por esa persona que intentas ayudar.

Son personas que se pierden así mismas, en un bucle negativo, de miedo, de sumisión y que en caso de ruptura, hará lo posible para volver con su pareja y lo intentaran por todos los medios.

Como pasa con la mayoría de las adicciones, me he encontrado con muchas amistades en este tipo de situaciones punto por punto, en el que a pesar de pasarlo mal, se dicen así mismas, que quieren a su pareja, cuando este tipo de relaciones, tiene de todo menos amor.

 

Dependencia emocional

 

Este punto es muy difícil también: múltiples excusas y justificaciones para la conducta de la pareja. Suelen ser del tipo: “Me quiere mucho”, “Nadie es perfecto”, “La culpa es mía también” e incluso, “Él no es así”, “Me golpeé o Me caí”, etc.

Y con este panorama tan negativo, si, se puede salir como cualquier otra adicción, pero requiere de mucha voluntad y muy importante la actitud, pero debe ser una actitud de querer cambiar de la persona afectada y de darle mucho apoyo.

Para ello, creo y considero que para superar adicciones como la dependencia emocional, hay unos puntos que se deben cumplir que son los siguientes, adaptados a personas:

 

 

Reconocer que se tiene un problema

Es algo que nunca he entendido, el miedo a reconocer que se tiene un problema, como si todas las personas tuvieran una vida perfecta. Déjame decirte que ninguna lo es, todos tenemos nuestra propia historia y cada uno de nosotros sale con más o menos cicatrices pero todos coincidimos en algo, el deseo de cambiar.

Por eso es importante, hacer una lista de cosas que se hacen y en que te afectan, el trato que recibes y lo que sientes, no me refiero respecto a la otra persona, sino en ti mismo.

No solo se trata de reconocer que se tiene un problema, te tienes que reconocer que eres un ser humano, y mereces respeto.

Para ello debes mirar y ver si te reconoces en algún punto de los siguientes, y como he dicho, no es solo cuestión de parejas la dependencia emocional.

  • Su felicidad se centra en una sola persona ajena a ellos mismos.
  • Su alegría depende de los demás y de lo que piensen de ella. Si se siente aceptada pero como sienta que cae mal su felicidad se esfuma.
  • Evita a toda costa llevar la contraria por temor a ser rechazado.
  • Antepone el deseo de otros, al suyo propio.
  • Siempre tiene miedo a perder a esa persona querida,  por la misma razón de que luego no llegan a disfrutar de las relaciones.
  • Cae en las escusas del no querer hacer sufrir. Sacrifica su felicidad para dársela a otros. Incluso si eso significa, no dejar a su pareja, aunque no la quiera, prefiere el daño propio que al ajeno.
  • Necesita estar con alguien, ya que su vida pierde sentido. Miedo a la soledad.
  • Se siente con la obligación de contentar a los demás y si no lo hace se siente culpable.
  • Quiere tener el control de la vida de la otra persona para tener la seguridad de que no la perderá y deja de vivir su vida para seguir la del otro.
  • Sus amistades y familia pierden importancia para ella. Hay tendencia de aislamiento social.
  • La relación genera ansiedad en la persona dependiente. A causa del miedo y la baja autoestima, principalmente.

 

 

Reforzar la autoestima propia

Y para ese respeto, este punto es de vital importancia, hay muchas personas en el mundo donde brilla por su ausencia la autoestima, y caen en enredos o drogas o relaciones tóxicas.

Por eso es importante trabajarla día a día, y transmitirla hacia nuestros hijos, en el caso de que se tenga en la pareja, informarse, tener personas con las que hablar e incluso hablar en voz alta a solas, ayuda mucho.

Menos la muerte que no admite segundas oportunidades, de resto se sale pero para ello debes tener un actitud constante para superar, y si tendrás caídas, todos la tienen pero no es razón para rendirse.

Para una autoestima fuerte, es importante aprender a quererse uno mismo, a ser felices con nosotros, si nuestra felicidad pasa a alguien o algo, es efímera, no es nuestra felicidad, por eso es importante trabajar en nuestra persona, lo negativo de tu vida, aléjalo de ti.

 

personas

 

Aprender a estar solo

Para quererse uno mismo, el primer paso que se debe hacer, es aprender a estar solo, no se necesita una pareja para ser feliz, cuando ni siquiera eres feliz estando contigo a solas, difícilmente lo serás con otros.

Puede sonar duro, pero es la triste realidad de muchas personas, la necesidad de ser queridos o ser aceptados, cuando los primeros que deben sentirse queridos y aceptados somos nosotros mismos.

Por eso aléjate de lo malo de tu vida, aléjate de esa persona de la que dependa e investiga en ti, lo que te hace feliz, lo que no, lo que te da ánimos para levantarte, y empezar a trabajar ahí.

Poco a poco, las cosas no van a cambiar de la noche a la mañana, es importante la actitud y voluntad, también la constancia, pero es algo que debemos hacer sin esa persona.

Vive, sueña, llora y ríe, la vida son momentos de luz y oscuridad, por eso es importante tener una actitud y una voluntad acorde a lo que deseas, somos seres humanos y que de lo malo aprendemos.

Y eso puede ser cosas como el salir por ahí con amigos o hacer cosas que no hacías estando con esa persona.

Es un paso para encontrarte, que es algo que olvidamos cuando estamos en este tipo de relaciones.

Alguien que te escuche ayuda mucho ante problemas de tal magnitud, y si son personas con conocimiento de causa, mejor todavía, ya que pueden aconsejarte bastante bien.

Y la familia, es muy importante, el cariño de otros y el apoyo, da bastante fuerza y cuando no tiene, no se debe tener miedo de ir al especialista.

Acudir a un especialista por ayuda es bueno cuando por nosotros mismos no podemos salir de la dependencia emocional, las adicciones son muy difíciles de quitar, se necesita una gran voluntad si se hace solo, y precisamente lo que necesitamos es un guía

0 comentario
0

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.