Superar la depresión, como lo logré: contando mi experiencia personal.

por admin
0 comentario 407 views

Superar la depresión o una etapa mala, hay que puntualizar la depresión, es de una mala racha o un mal momento, o es algo mucho peor como un trastorno, depende del tipo que sea y el tiempo que llevemos en ella que se puede superar por nosotros mismos o no.
Es algo que sé por experiencia propia y no por leer cosas por ahí, superar la depresión es muy difícil, principalmente, cuando te va a superar por todos lados, hay casos que se necesita ayuda urgente.
Y cada depresión tiene una razón de ser distinta, una relación rota, acoso escolar, una violación o simplemente la perdida de alguien, la razón es distinta pero la batalla es la misma y otras una guerra, es algo que solo sabemos quiénes la sufrimos.

Que en muchas ocasiones callamos por miedo, por temor a ser avergonzados o por temor a ser juzgados.
Mis síntomas de depresión eran los siguientes: No solía pensar con claridad, cometía muchos errores, me sentía cansado siempre, me costaba centrarme, tenia problemas de sueño, me volví una persona muy aislada, prácticamente, solo jugaba a videojuegos y me irritaba con facilidad.
Nadie puede juzgarte, nadie puede decidir por ti y nadie puede vivir por ti, eso es algo que aprendí con los años, cuando poco a poco fui descargando esa oscuridad, y eso es algo que se puede hacer muy pesado, incluso, puedes pagarlo con quien no debes, por eso es importante de valorar tu situación.

Si, la vida puede ser muy jodida pero superar la depresión para los que no tienen voluntad de pelear lo es más, y eso es algo que tienes que hacer cada día de tu vida en el silencio de tu alma con la vida.
Lo dice un chico que con 16 años vivía por inercia, sin ser capaz de superar la depresión, que era un muerto en vida y cuando la oscuridad era tan grande en mi vida, aun así, elegí vivir, la verdad, la vida me lo compensó con creces.
Y también elegí cambiar, decidí avanzar y lo sé, no es fácil pero las cosas que más valor tienen, son difíciles, la vida lo es, y para superar la depresión o una etapa mala, hay que hacer esfuerzos duros.

Después de este derroche de pensamientos, toca escribir lo que verdaderamente importa, como superé mi propia depresión. Aviso, tardé en superarla y mucho más para vivir positivamente.

La felicidad no es algo permanente, somos humanos y todos tenemos derecho a estar de bajón aunque sea de cuando en cuando pero si podemos vivir una vida con positividad, hay que tenerlo claro.

Como hice para superar la depresión:

Abrirse y rodearse de positividad:

Es el primer paso para cambiar nuestra vida, al menos, la inercia negativa. Rodearse de positividad no sirve nada, sino eres capaz de abrirte a ella, y para abrirse hay que aceptarla y con ello querer cambiar nuestra situación. Abrirte a ella no es difícil, hay que soltar lastre y para eso es importante saber qué es lo que nos ayuda a ello, cada persona suelta lastre de distinta manera.
Las personas que son como yo, lo hacemos en nuestro mundo, en nuestro silencio y no buscamos la ayuda de otros, y luego están los que necesitan contarlo, que necesitan ser escuchados, por eso es importante saber qué tipo de persona somos, pero todos necesitamos desahogarnos, para que entre esa positividad, y por eso es importante el siguiente y segundo punto.

Superar la depresión

Desahogarse:

Para abrirte a la positividad tienes que liberar, que depende de cada persona como hacerlo, lo que me ayudó a superar la depresión fueron distintas cosas, que son las siguientes:

  1. Escribir: no se trata de escribir por inercia, se trata de ser sincero con uno mismo, de soltarlo escrito y liberar una pequeña carga de nosotros mismos.
  2. Música: es algo único nos puede contar nuestra vida en 3 minutos, y cambiarnos el día solo con unos minutos de melodía y palabras que llegan al alma, para mí, la música es algo muy importante que me ayudó a motivarme.
  3. Bailar: hay personas que prefieren beber alcohol pero eso no ayuda, en cambio, bailar la música que te gusta, te motiva y te ayuda a liberarte, y no es necesario salir de fiesta, en tu casa, tu música y baila como quieras pero disfrutando.
  4. Conocer gente nueva: pero ojo, en este caso, tiene que ser gente nueva que sea positiva, es parte de rodearse de cosas positivas y las personas son importantes, siempre nos llevamos un pedazo de cada persona que conocemos, mejor que sean gente positiva. Coincide que en este proceso entre a una web, una red social de canarias, y donde conocí no solo otras islas sino gente increíble y que con su humor y su positividad, mejoraron mi situación personal.
  5. Salir por ahí: este no es menos importante, pero suele acompañarse del anterior, y sin darse el caso, es recomendable salir por nosotros mismos, aunque sea pasear por cualquier ciudad o pueblo o la naturaleza, cambiar de lugar y ver cosas diferentes, son pequeñas cosas que cambian nuestra inercia negativa, no subestimen el poder que tiene un paseo por la playa por la mañana.
  6. Ayudar a otras personas: dirán con lo mal que estoy voy a tener fuerzas para ayudar, si la tendrás, sabes ¿La razón? Es fácil tú vives en tu infierno personal y no vas a querer que otros pasen por lo mismo, por eso ayudar, te va a resultar más fácil y cuando son personas con luz, su luz se te pega, en forma de agradecimiento y de confianza. A mí, era algo que me gustaba hacer, explicar a otras personas cosas que no entendían, y su felicidad llenaba mi oscuridad.
  7. Hablar con otras personas: Este no es para personas como yo, o al menos, no tan fácil, pero es bueno hablar con personas, yo lo hice con 16 años por internet con una desconocida y me enseñó mucho, a veces, otro punto de vista ayuda pero para ello necesitamos ser abiertos.

No hay que tener miedo a soltar, incluso si lloras, es bueno significa que estas liberando parte de esa oscuridad, de esa tensión que llevas contigo, por eso es importante saber desahogarse para no pagarlo con otras personas que no tienen culpa.

Aprender a utilizar el dolor para algo positivo:

Es lo que diríamos convertir oscuridad en luz, al principio, no es fácil pero una vez que te vas llenando de positividad y vas desahogándote, puedes hacerlo bajo un propósito.
Ese es mi propósito con este escrito, enseñarle a la gente que cualquier dolor que sufrimos se puede convertir en luz, aunque nuestro infierno nos queme todo el cuerpo, en algunos casos, se puede convertir en un trabajo o una vocación, todo depende de nosotros.

No darles el poder a otros para hacernos daño:

Este es un punto que en muchos casos, se hace inconscientemente, pero que se puede conseguir, la gente hagas lo que hagas van a hablar de ti, para bien o para mal.
La gente que critica son personas negativas, y ese tipo de personas debemos alejarlas de nuestra vida, incluso, cuando son nuestra propia familia, y por eso hay que aprender a dejar de darle importancia a los que hablan mal de nosotros.

Ser abiertos de mente:

Este va relacionado con liberarnos de los estereotipos, es uno de los que son muy difíciles de hacer.
Ya que lo que se intenta hacer es un reinicio de lo aprendido y dar oportunidades, es algo que todo el mundo debería hacer, no conoces la historia que hay detrás de cada persona que trata contigo, por eso aprende a ser receptivo y ya te encargarás de elegir si lo quieres en tu vida.

Querernos y valorarnos nosotros mismos:

Aunque sea el último no es el menos importante, pero quizás se consigue más tarde, principalmente, por la situación por la que pasamos.
Querernos y valorarnos es muy importante, una persona así, no necesita a otros para que le digan e incluso, no le afecta ni las critica, se suele convertir en el final del proceso.
Una persona que ha vivido el infierno en su propia vida, cualquier demonio no le va a quemar, principalmente, somos nosotros, nuestro ángel y nuestro demonio, por eso aprende a alejar la negatividad de tu vida, en momentos así para superar la depresión.

La Promesa:

La promesa es algo que nos prometemos a nosotros mismos, a nadie más, pero también puede ser marcarse un objetivo, eso depende de cada uno.
Yo me hice la promesa de nunca volver a perder la sonrisa, y de hacer sonreír a los que me rodean, si esta en mis posibilidades.
Por eso es importante, recordar que somos los dueños de nuestra vida, nadie puede vivir por nosotros, nadie puede elegir por nosotros y nadie puede sentir por nosotros, son cuestiones nuestras como personas que somos.

eres el autor de tu propia historia, tú decides que sea de tapa dura o de bolsillo.

0 comentario
0

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.