Soledad, ser independiente y no tener necesidad de estar con alguien.

por admin
1 comentario 987 views

Los humanos somos seres sociables, a veces dependientes de otros, pero hay personas que apreciamos bastante la soledad.

Es algo que la mayoría de personas no entiende, pero las personas que apreciamos la soledad lo hacemos por nuestra necesidad de independencia de los demás, también, es importante diferenciar que no es lo mismo una persona que le guste la soledad a otra que tiene miedo a situaciones cotidianas que se dan socialmente con otras personas (Depresión).

Son dos ejemplos, ya que cada persona es un mundo y sinceramente, lo decía Cher de los hombres en una entrevista, para mí es igual, estar con alguien, sea hombre o mujer, no es una necesidad más bien un lujo.

Es lo malo de vivir en una sociedad donde se nos dice que necesitamos estar con alguien, cuando en la realidad no es así, no necesitamos a alguien para ser feliz, piensa, si somos incapaces de estar con nosotros a solas, como podemos estar con alguien más.

Inconscientemente se cae en ese juego sin saberlo hasta que te das cuenta de que eres realmente feliz cuando estás solo y deja de importarte lo que otros dirán, aprendes más y es que a la hora de la verdad, las decisiones importantes las tomas solo, y las batallas más importantes las sufres y las peleas en el silencio de tu alma.

También, te da la oportunidad de conocer a más personas a donde vayas, y de conocerte más a ti mismo, y de libertad a la hora de tomar decisiones.

¿Cómo es una persona que le gusta la soledad?

  • No necesita a alguien para hacer cosas que la mayoría no quiere hacer sola, ejemplo, son capaces de ir al cine o viajar solo.
  • Se agobian en situaciones con muchas personas, pero son capaces de sobrellevarlo bastante bien, sin querer huir.
  • Personas independientes, seguras y con bastante confianza en sí misma.
  • Muy sociales y muy aceptados por no tener la necesidad de gustarle a nadie ni buscar algo con alguien.
  • Son personas que sienten la necesidad de la soledad, y suelen desaparecer cuando sienten esa necesidad.

Son ejemplo, como he dicho cada persona es un mundo, y es normal tener miedo, pensar que podamos estar en una depresión, es importante, que sepas diferenciar si lo haces al gustarte la soledad o lo haces por miedo, aunque el miedo nos hace mejorar y eso es algo que solo nosotros nos podemos dar, la oportunidad de superarnos, para eso se necesita estar solo, al menos, lejos de personas negativas.

Pero también hay que pensar que no todo el mundo está preparado para estar solo, y que la soledad también tiene sus dos caras, cuando nos gusta (ser independiente de otros) o es impuesta (por miedo, depresión o nos hacen sentir solos)

 

Soledad para combatir la dependencia.

Al fin de cuentas, pagas con tu tiempo en esta vida y eso es algo que nunca recuperas. La mayoría de personas, teme estar sola porque siempre han tenido a alguien consigo. Es algo que está muy bien, pero te restringe, te limita, y no te enseña a ser independiente, siempre tienes que estar pendiente de alguien, y eso es algo malo, puedes caer en la dependencia, nunca hay que perder nuestra independencia.

Una relación debe ser compartir, confiar, solidaridad, respeto e ilusión. Y si falla una de ellas, siento decirte, que posible estés en una relación tóxica.

Al igual que estar solo, también es compartir, confiar, solidaridad, respeto e ilusión cuando estas con otras personas y contigo mismo, no todo el mundo le gusta la soledad, es de respetar.

Aprender a compartir con los demás, sean personas o animales, tu felicidad, confiar en nosotros mismos para cumplir sueños, tener la suficiente solidaridad con nosotros mismos para aceptar que no somos perfectos, respetarnos porque nadie nos puede desmerecer ni hacer sentirnos menos que nadie, incluso si somos nosotros mismos los causantes, e ilusión por aprender, por vivir, por conocer otras personas u otros lugares y por conseguir sueños.

El estar con alguien, no te puede restar, no te puede quitar sueños, ni tu independencia, estar con alguien debe ser sumar, debe ser positivo.

Y no es una necesidad, ya que la primera persona, que debe aceptarse, debe quererse, debe aprender a ser feliz, de buscar ilusiones y sueños por conseguir, de confiar en sí mismo y sobre todo creer en sí mismo, eres Tú.

 

 

personas

 

La soledad, lo que me ha enseñado.

La soledad cuando es impuesta es muy mala pero cuando se escoge por voluntad puede ser muy buena, dado que la soledad es necesaria, a veces para aprender de nosotros. Y es necesaria para desintoxicarse del día a día en una sociedad como la nuestra, donde vivimos continuamente con personas tóxicas y ambientes tóxicos.

A mí, la soledad me ha enseñado mucho:

 

Ver el mundo de otra manera.

Vivimos en un mundo, donde muchas personas son como un rebaño, donde siguen la ola o siguen una doctrina. Decidí, hace tiempo, crear mi propia conciencia sin negar de otras posibilidades.

Aprendí a escuchar, no a las personas, sino a lo que transmiten y entendí, que el mundo no es solo blanco o negro, es multicolor como la canción de la abeja Maya.

 

 

Valorarme y quererme.

Cuando eres una persona con poca autoestima, es un camino que cuesta, pero se consigue y se necesita un poco de soledad positiva para conseguirlo, sin que nadie nos llene de mala energía y que nos diga lo que tenemos que hacer.

Empecé a valorarme y a cambiar el pensamiento diario, a quererme y aceptarme por como soy.

Es difícil, cuando vives en un entorno donde te dicen como debes ser, no solo en la sociedad, también en el ámbito familiar. Aprender a decir no, cuando no quieres algo y eso es muy importante.

 

 

No depender de nadie.

En una sociedad, como la nuestra para muchos es algo difícil, pero con el tiempo, aprendes que no todo el mundo merece tu tiempo y que muchas personas buscan escusas o pretextos, y que llega un momento en el que se está mejor solo.

Las personas, tienen la falsa creencia, de que la felicidad es estar con alguien, cuando la felicidad debe nacer de uno mismo, ya que si depende tu felicidad de algo o de otros se convierte en efímero.

 

Aprender cosas nuevas o nuevos hobbys.

Es una época idónea para ello, yo en mis momentos de soledad, adquirí algunos gustos actuales.

Y nada es mejor que cuando te dedicas tiempo a ti mismo, no solo mediante el sillón y la TV, sino la posibilidad de hacer otras cosas, como viajar. Además, sirve para acercarte a otras personas u otras se acerquen a ti, conocer nuevos sabores y nuevos momentos únicos.

Pero solo ocurre si tienes la valentía para ello, ya que quiero recalcar que no es lo mismo una persona con depresión que una persona que aprecia su soledad, en la soledad tienes que aprovechar para hacer lo que te gusta o experimentar cosas nuevas.

 

personas esclavas

 

Cambiar hábitos tóxicos.

Este es uno de los males de nuestra sociedad, donde abunda en cada rincón.

Es perfecto, para hacer un recuento de nuestras vidas, ver que nos falta y que nos sobra. Y es que los hábitos tóxicos, los cometemos día a día, como el prejuzgar.

Debemos hacer revisión de nosotros mismos, y ver que podemos quitar de nuestras vidas que sean tóxicos, no solo eso, sino que podemos mejorar en la misma.

Y es perfecto para reconstruirse y convertirte en la persona que realmente quieres ser, al igual que hice con mi vida y mi persona.

 

 

Conocerse a uno mismo.

Este engloba todos los otros puntos, y es que, sin conocerse a uno mismo, difícilmente podemos hacer los demás.

Por eso la importancia de desconectar de la sociedad, y dedicarnos tiempo para nosotros mismos. Y con ello, un nuevo comienzo y es que todo depende de nosotros, ya que somos los principales directores de nuestra vida, o al menos, deberíamos.

Nunca una persona se va a conocer al 100% ya que no sabemos en qué situaciones nos podemos encontrar en la vida, y tampoco conocer a otra persona al 100% por lo mismo.

Pero si nos podemos conocer, lo suficiente, para saber que queremos en nuestra vida.

 

Necesidad de soledad.

La soledad, no es estar solo, es saber cuándo compartir tu tiempo con los demás. Es ser, en muchos casos, independientes del resto de personas. Es aprender y mejorar, es lo que significa, cuando la soledad es querida y no obligada.

Puedo estar en cualquier lado con muchas personas y buscar escapar para estar un momento a solas y explorar otras opciones, sin nada que ver con huir de situaciones por tener depresión.

Cuando se siente la necesidad de soledad, es también, a veces, un síntoma de no encajar con nuestro entorno, y esta bien, no tenemos porque encajar cuando hemos nacido para ser diferentes de los demás.

Cuando sientas esa necesidad, tómala y disfruta de tu soledad, es algo que los demás deben entender y respetar.

Y es que la soledad, puede ser una gran maestra, pero también puede llevar a la destrucción si no sabes manejarla, en caso de tener depresión.

La soledad más triste es aquella donde se encuentra uno solo, incluso rodeado de otras personas y peor todavía, es cuando te lo hacen notar.

1 comentario
0

También te puede interesar

1 comentario

Avatar
Daniel enero 1, 2020 - 11:37 am

Genial en líneas generales, muy de acuerdo con casi todo, sobre todo me quedo con un titular que es, el ser independiente y tener soledad es verdaderamente porque uno lo elige, las características de este prototipo de persona que has mencionado con anterioridad son correctas y me veo totalmente identificado, me siento bien conmigo mismo y ahora más, soy así, no he echo mal a nadie, sólo….soy así. Muchas gracias.Un saludo

Contestar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.