Ser normal, cuando te sientes y piensas diferente a los demás.

por admin
0 comentario 806 views

Ser normal, cuando te sientes diferente


Vivimos en una sociedad, en la que se establecen unos estereotipos, roles y guiones según con el género que se nace, eso es lo que se nos dice que es ser normal y si te sales del guion, ya se encargarán de hacérselo notar.

Día a día, vemos como con la publicidad por cualquier vía de información nos dicen cómo debemos ser físicamente y como debemos ser para ser aceptables en la sociedad perjudicando a los jóvenes de hoy en día, donde se le llena de mentiras.

Haciendo que muchas personas olviden uno de sus mayores derechos universales y ese es el libre albedrío, la capacidad de elegir por nosotros mismos, sin interferencia de otros y sin perjudicar a otros.

No les voy a mentir, hay cosas que no se pueden elegir, uno no elige con que sexo nacer, uno no puede elegir enamorarse de alguien ni tampoco podemos elegir no tener una discapacidad.

 

ser normal

 

Te has dado cuenta que has descubierto que ese género no va contigo, que tú te sientes diferente en ese aspecto y quieres ser el sexo que realmente sientes, y eso es algo que muy pocos se atreven a hacer, no eres diferente del resto porque no hay que olvidar, que nuestro género no es lo que nos hace ser humano.

Si eres homosexual o bisexual, no eres diferente del resto, has aprendido lo que muchos tienen miedo de descubrir, y es que los sentimientos no tienen género, es algo que sucede y que puede convertirse en algo muy bonito pero también en algo muy doloroso, si no eres capaz de aceptarlo y el amor no se elige, se puede aceptar o no, únicamente,  pero tarde o temprano todos nos enfrentamos al amor en cualquiera de sus variantes.

Cualquier persona que se salga de lo establecido como normal por la sociedad, tiende a ser rechazado, ya que como normal cuando se habla de mujer u hombre, siempre son heterosexuales, o ¿me equivoco? Acaso una mujer u hombre homosexual deja de ser una mujer u hombre, es algo que nunca entenderé.

No solo usamos estereotipos de género contra todos, aunque últimamente se usen en forma exclusiva, también hay personas con otro tipo de problemas y que en muchos casos se les “olvida” o excluye.

Si tienes alguna discapacidad física, la única diferencia de una persona “normal” es que tienes que esforzarte para superar más retos que otras personas, no por ello te hace ser especial o diferente, en lo importante todos somos humanos, la única diferencia que algunos tienen más batallas que librar que otras, eso te da una fuerza y una voluntad que muy pocas personas tienen.

Y puedo seguir con muchos más que he conocido en mis 33 años, una cantidad de personas y tan distintas, para mí ha sido un privilegio y un placer de conocer personas de todo tipo que han contribuido al tipo de persona que soy hoy en día.

 

 

Aprendí que ser normal, en esta sociedad, es ser alguien que rechaza a los demás por aceptar una de las mejores cosas que tiene el ser humano, y ese es el libre albedrío, algo que hoy en día nos intentan arrebatar cada día en España.

Nos quieren imponer el pensamiento de otros, e intentan adoctrinar continuamente a los niños en los colegios, violando el libre albedrío de cada uno.

Nuestro mayor privilegio que es la libertad, aunque empieza cuando termina la de otro, no se tiene si intentan privarnos de ella.

Y es que ser diferente, no solo se trata de la sexualidad, del amor, de problemas o de una forma de pensar, se trata de una forma de vivir.

Una forma de vivir que muchos no respetan, que son los mismos que quieren que tú los respetes. Cada uno de nosotros deberíamos ser libres para escoger nuestra forma de vida, sin perjudicar a nadie.

E incluso en nuestra vida, la gente se encargara de quejarse o de sentirse dolida, como si tuvieran derecho, cuando lo que tratamos vivir nuestra vida, bajo nuestro criterio.

Ser diferente en un país como España, es muy difícil pero lo que te hace ser diferente, te hace ser único, y lo que nos hace ser únicos, es algo que no se debería perder, ya que  vivimos en un país de muchas copias, de personas con problemas de autoestima y donde la gran mayoría son ganado presa de la televisión y de las olas de desinformación.

Vivimos en un país, donde no se acepta que ser normal, no está para todo el mundo, que cada persona es un mundo y que cada persona debería tener el derecho de ser libre en su elección.

 

Deporte rey en España

 

En un país en el que ser normal y lo que es normal es que te roben, te estafen o te acusen por estereotipo, se rían y se aprovechen de las necesidades de las personas, en que es normal que te señalen con el dedo.

Para que ser normal si puedo vivir libre de ataduras, pensamientos y creencias falsas, a diferencia de otros, libre de esta oscuridad en la que es participe la gran mayoría de la sociedad, por desgracia.

Ser diferente hoy en día, es ante todo, aceptarse uno como es, quererse tal cual es y respetarse, al igual, que aceptar que cada uno es como es, apreciarlos por como son con nosotros y respetarlos al igual que nos respetan a nosotros, creo que esas son las tres reglas básicas que cada persona debería aplicarse para si y para el resto.

Y para tener un trato humano y de equidad, es fácil, si te haces la siguiente pregunta: ¿Cómo quieres que te traten a ti?

Es una pregunta que muchas personas deberían realizarse, mas allá de creencias y doctrinas, de falsas promesas y de estereotipos, deberíamos aprender a valorar a la gente, por lo que aportan a nuestras vidas y no por ser contrarios a nuestros pensamientos ni por estereotipos.

Si te sientes diferente, no te sientas como un bicho raro, que hay muchas formas de ser diferente y único, apréciate y valórate pero, principalmente, quiérete a ti mismo y date la importancia que mereces que nadie más lo hará.

 

0 comentario
0

También te puede interesar