Querer llorar, con razón y sin razón, causa y consejo.

por admin
0 comentario 487 views

¿Cuándo fue la última vez que lloraste? Tal vez estás secándote los ojos mientras lees esto, querer llorar no es malo, y puede tener diferentes razones, desde ser alguien con depresión a ser alguien con una sensibilidad mayor que el resto, de eso te vamos a hablar.

Este es un tema nacido de mi experiencia, no solo como persona altamente sensible sino como alguien que no sabia que hacer con sus emociones.

La vida de cada persona es diferente, no es lo mismo una persona con alta sensibilidad que alguien que esta pasando un mal momento.

Por eso es importante poder diferenciar las situaciones por las que se llora, ya que como dijimos al principio, puede ser un síntoma de depresión.

Todos somos seres humanos, todos nos alegramos y sufrimos, eso conlleva a que existan momentos en los que lo pasamos muy mal.

He vivido ambas situaciones y voy a intentar explicar las diferencias.

Querer llorar

Lloro por todo

Llevas un tiempo sin saber que hacer y que en muchas situaciones te encuentras llorando o queriendo llorar, y no lo entiendes.

A veces pueden ser palabras que te dicen y otras son cosas que ves y te duele verlo, y la gente te dice que “sensible eres” incluso te disculpas siempre, es algo que me ha sucedido bastante.

Te suena bastante ¿Verdad?

Y al final, terminas alejándote de las personas como siempre, incluso de aquellos que te quieren ayudar por sentirte como un estorbo.

Esta situación es cuando has pasado de estar desmotivado a no querer salir y a sufrir ataques de ansiedad, no solo querer llorar.

Cuando se rompe a llorar, no encuentra una razón de vivir, una razón para seguir adelante y la familia, muchas veces, hace más daño que bien.

Cada día se rompen tus costuras, y no tienes la fuerza para remendarlo, te pierdes hasta tal

punto que esperas que no haya un mañana, pero llega ese mañana, y solo quieres seguir acostado en tu cama, al no tener fuerzas ni para levantarte.

El/La que lo vive o lo ha vivido, es la única persona que lo puede entender, y cuando la familia te hace sentir invisible o te hace la vida imposible, es cuando la vida se convierte en un hilo muy fino esperando a romperse.

Las personas piensan que llorar es de débiles, pero no es solo algo recomendable de hacer, también es un signo de fuerza y resistencia.

Llorar sin razón

Estás pasándolo bien con alguien y de repente lloras, sin saber la razón, incluso sonriendo.

Llegas a casa, te preguntas que te ha pasado si lo estabas pasando bien, aunque lo ignoras, el cuerpo es sabio.

Llorar sin razón suele ser porque el cuerpo necesita liberar estrés, y el estrés es algo que vivimos continuamente, que si la casa, que el si el trabajo, que si los hijos o la falta de todo ello.

La sociedad es una maquina de generar ansiedad en una gran parte de la sociedad, pero también puede deberse a ser una persona con alta sensibilidad y en ese caso, todo cambia.

En el caso de una persona con alta sensibilidad, te recomiendo leer este artículo que escribí.

En otros casos, llorar sin razón es una consecuencia de guardarte las cosas, de no mostrar tus sentimientos, sea por orgullo o algún suceso en el pasado, llevándote a un límite del estrés.

Cuando eso sucede poco podemos hacer, y les sucede a muchas personas que no viven acorde a sus sentimientos reales, sea por orgullo, miedo o vergüenza.

Por eso, si eres una persona que no suele llorar, es importante que lo hagas cuando lo necesites, porque si no lo haces tú, lo hará tu cuerpo en tu mejor momento.

 

Querer llorar

¿Por qué es bueno llorar?

Querer llorar es bueno para nuestra salud, también para otras.

¿Cómo cuáles? Una persona que llora es una persona que vive acorde a sus sentimientos, y eso, es algo que muy pocas personas se atreven de hacer hoy en día.

Es una persona más empática, más “libre” y no le importa lo que piensen los demás, es más humilde consigo mismo.

Está bien sentirse vulnerable después de derramar algunas lágrimas, pero no tienes por qué disculparte por tus sentimientos.

Causas de llorar por todo:

La causa principal, aunque pasen años, es la misma siempre: La depresión.

¿Qué causa la depresión? Muchas situaciones sufridas, pueden llevar a una persona a padecer depresión, por ejemplo:

  • Acoso escolar.
  • Acoso sexual.
  • Maltrato.
  • Una ruptura.
  • Una pérdida de un ser querido.
  • Nuestra voz interior.
  • Nuestra familia.

En general, cualquier situación que nos lleve a una situación de angustia y de pena, la cual somos incapaces de hacer frente.

Son ejemplos de las muchas situaciones que pueden llevar a una persona así, incluso cuando lloramos sin razón, algo en nuestro interior nos está diciendo algo.

Por eso es importante parar nuestro mundo, escuchar nuestra alma y a la vida, que cuando sufrimos y nos ahogamos es que quiere decirnos algo, que nos negamos a escuchar nosotros mismos.

Consejos:

Primero, no es algo que puedas hacer de la noche a la mañana, es un proceso, una voluntad y querer hacerlo por ti mismo.

En el caso de llorar por todo:

Pregúntate lo siguiente: ¿Eres capaz de superarlo por ti mismo o necesitas ayuda para conseguirlo? ¿Sabes la razón por la que estás en depresión?

En el caso de llorar sin razón:

Pregúntate lo siguiente: ¿Eres capaz de ser sincero contigo mismo? ¿Sabes la causa de tu estrés?

La respuesta es muy importante, aunque te digo desde ya, que no tengas miedo de pedir ayuda, a veces las personas solo necesitan ser escuchadas.

Mi consejo ante esta situación que vives, y que yo mismo sufrí hace años, es el siguiente:

Respirar hondo, buscar el origen del problema, cuando lloraba por todo era porque sufría acoso escolar (También la familia) y cuando lloraba sin razón era por trabajar en un lugar con mucho estrés mental.

¿Qué hice? Busqué la causa, el primero lo vivía por miedo y el segundo por ser incapaz de entender mis sentimientos, es el resultado de guardarse todo, y luego busqué fuerzas, resistí y fui valiente para cambiar la tónica de la situación.

Incluso aprendí a controlar mi respiración en caso de un ataque de ansiedad.

La mejor manera y el mejor que te puedo dar, es que enfrentes a tus problemas, háblalo con alguien e incluso escribe un diario, no hay nada peor que no hacer nada, por eso deja los “miedos” y vete a un especialista si es necesario.

Conclusiones:

Tú eres el dueño de tu vida, tú eres tú propia luz y con esa base, lo primero que tienes que recuperar, es creer en ti y no es fácil, depende de la persona y sus circunstancias, de las ganas y del deseo que tenga de mejorar.

No todo el mundo es capaz de salir de esta situación por sí solo, pero aun así con ayuda o sin ella, cuando se consigue, tu mundo va a cambiar radicalmente, esa debería ser tu promesa a ti mismo, querer mejorar tu vida.

Por eso escucha a tu corazón, a tu cuerpo y a tus sentimientos, ellos te van a decir todo lo que necesitas saber, y vive acuerdo a ellos, vas a ser mucho más feliz.

¿Estás viviendo esta situación? ¿Estás limpiándote las lágrimas? o ¿Has pasado por lo mismo? Déjame conocer en los comentarios tu historia, o comparte si te ha gustado. Gracias.

0 comentario
0

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.