Odiarte a ti mismo, cuando piensas que eres un error.

por admin
0 comentario 572 views

Es esa voz de tu interior que le encuentra algo negativo a todo lo que haces, es la que hace odiarte a ti mismo.

Es un acosador interno que hagas lo que hagas, te vistas como te vistas, dirá algo malo e incluso con autodesprecio. Te dirá que no vales para nada, que eres fea/o e incluso que eres un inútil, lo he vivido en mi propia persona hace muchos años.

Por eso quiero intentar escribir lo que viví de la mejor forma posible, ya que cuando uno se odia así mismo, es un camino muy peligroso y no suele acabar bien.

 

Odiarte a ti mismo

 

Odiarte a ti mismo ¿Es normal odiarse?

Lo normal es hacer autocrítica de uno mismo, ya que cuando uno habla de odiarse, hablamos de una persona que se desprecia a sí misma.

Por eso es importante diferenciar una autocrítica a despreciarse uno mismo, lo primero puede hacerse cuando realizas algo o te has equivocado con alguien, algo normal, lo segundo es una situación que puede derivar a otras peligrosas.

Odiarte a ti mismo no es malo cuando te das cuenta, ya que reconoces que tienes un problema y puedes actuar en consecuencia, cuando realmente es malo pero muy malo, es cuando la persona no lo reconoce, y para cambiar se necesita primero reconocer que se tiene un problema.

 

¿Cómo surge odiarte a ti mismo?

Surge de una etapa negativa en la vida, en el que nuestra autoestima esta por los suelos y puede ser debido a varias situaciones.

Las situaciones mas normales en las que se vive esta situación son en el ámbito familiar de la infancia, donde un miembro de nuestra familia nos dice continuamente lo poco que valemos, nos resta merito a lo que conseguimos o nos llama inútil, el acoso escolar cuando lo sufres y no entiendes la razón, llegando a un punto en el que tú mismo te culpas de que te golpeen y/o dependencia emocional, de la cual ya hemos hablado anteriormente, es algo que he vivido personalmente.

Odiarte a ti mismo es un síntoma claro de depresión y de trastorno de inestabilidad emocional.

 

 

¿Cómo afecta la vida diaria?

Cuando sientes mucho odio a ti mismo, hay muchas posibilidades de que surja un comportamiento de autolesionarse intentando combatir esas emociones. ¿Qué tipo de autolesiones? Cortarse la piel como medida para combatir la ansiedad, o meterse los dedos para arrojar la comida, dando a un trastorno alimentario, o consumir drogas y/o alcohol, y también del que pocos hablan, el suicidio.

Reconozco que me he autolesionado, también he tenido un trastorno alimentario e incluso llegué a pensar en el suicidio, por eso es importante que leas todo de alguien que lo ha vivido.

El odiarte a ti mismo genera un comportamiento parecido a la depresión, la persona afectada se vuelve mas introvertida, se aísla de los mas para ocultar sus problemas.

Tiene un pensamiento constante, cuando habla con otras personas, de sentir vergüenza propia, de que no creen merecer sentirse bien, llegan a un punto, en el que la persona deja de hacer cosas que le pueden hacer bien e incluso de alejarse de las personas totalmente.

Es una persona muerta en vida, que se desprecia psicológicamente y se autolesiona para mitigar el dolor, es algo muy habitual, por ejemplo, de personas que sufren acoso escolar y/o tienen problemas en casa, he vivido ambas situaciones.

Hemos hablado de dos fuentes para que suceda esta situación: La familia y el acoso escolar en las escuelas, pero también hay otro que solemos ignorar: Las redes sociales.

 

¿Puede mejorar?

Por supuesto, en el momento es imposible ya que lo que sientes en ese momento es algo muy fuerte, y como la mayoría, está en nuestra cabeza.

Debes ser capaz saber de contestarle, de decirle cuanto vales, que no eres ningún inútil y de darte empatía y de ser capaz de perdonarte a ti mismo, el suicidio no es una salida, es un punto y final, te aseguro que la vida, si eliges vivir te va a sorprender, a mí me sorprendió.

Por eso quiero que pienses que dañarte a ti mismo es algo temporal para ese dolor, no una solución, tienes que ubicar ese dolor y silenciarlo, te tienes que decir a ti mismo que si vales, que eres increíble y que quizás tardes tiempo, pero vas a lograr salir, ya que de estas situaciones salen personas increíblemente fuertes, y tu mereces salir de esta.

Es importante que te cuides, que te valores y contarlo a alguien, para que puedas superar esta etapa, si ven que no tienen la fortaleza para ello, hay que acudir a un especialista.

Toda historia merece ser contada, toda historia es igual de valiosa y eso es lo que somos libros con historias escondidas detrás de una sonrisa triste.

Por mi parte, para aquellos que necesiten hablar con alguien que lo ha experimentado, me pueden agregar o escribir directamente a mi perfil de Facebook por privado e incluso en mi página de Facebook o escribirme un correo!

0 comentario
0

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.