La batalla de cada día, algo que solo sabe la persona que lo vive.

por admin
0 comentario 322 views

Desde que me levanto hasta que me acuesto, no trata del bien o mal, es la batalla que vivo cada día.

No.

Trata de levantarme o seguir acostado. De apatía o de comerme el mundo. Del suicidio o amarme cada segundo.

Trata de vivir o seguir ahogándome hasta que no quede nada de mí.

Hay luchas que solo viven las personas cada minuto de su existencia. Luchas que el resto del mundo ignora.

Al igual que la luna solo ven una cara. Esa cara que todos quieren ver y que nadie le interesa la otra.

Nuestras movidas, nuestras mierdas vividas cada día. Eso es.

Y eso te va consumiendo, te pierdes poco a poco hasta terminar roto.

No hay nada más jodido que tener que recoger tus pedazos.

Y cuando tu familia no te entiende ni tampoco te apoya.

Cada palabra que te dicen, te hace sentir como un fracaso. Al final sus palabras se terminan convirtiendo en tu verdad.

Haciéndote ver que eres una decepción por no cumplir sus expectativas.

Terminas viéndote solo y sin que nadie te entienda.

Pensando en que, a veces, es mejor terminar con esta historia.

Y es tan simple.

Dicen que lo que no te mata, te hace más fuerte, y tiene que ser verdad.

Aquí sigo escribiendo estos párrafos ¿Verdad?

La batalla de cada díaUn nuevo yo.

Pero… ¿Sabes qué? Me niego a seguir viviendo así.

No quiero seguir esta batalla que vivo cada día.

Me voy a levantar y quizás no me coma el mundo, me conformo con un donut.

Y que le den al resto del mundo.

Seré igual de feliz.

Desde hoy, haré lo que me hace feliz a mí.

Voy a hacer lo que yo quiera, y no lo que otros esperan de mí.

No me convertiré en sus miedos ni expectativas.

Viviré bajo mi propia conciencia, y no lo que le interesan a los demás.

Así es como un nuevo yo resurjo.

Estas no son solo palabras para desahogarme, son palabras para que la gente se atreva a liberarse más.

No hemos llegado a este mundo para estar amargados, estamos para aprender y vivir como queramos.

Por eso debemos a aprender, que la vida solo la vivimos nosotros y que es muy fácil echar la culpa a otros.

Somos lo que decidimos, somos lo que tomamos las decisiones en nuestra vida.

La batalla de cada día

La batalla de cada día: ninguno tiene el mismo origen.

Puede que haya dos personas que pasen por lo mismo, pero seguramente lo vivirán de diferente manera.

La batalla de cada día es algo que vive cada persona de forma única y de distinta manera.

Es lo que tienen los sentimientos, podemos experimentar los mismos, pero no de la misma forma.

Y ¿Qué tipos diferentes existen? Demasiados.

Los ejemplos de batallas que se pueden vivir diariamente, son los siguientes:

  • Acoso escolar.
  • Abusos.
  • Pérdida de alguien.
  • Una ruptura.
  • Denuncia falsa.

Pueden existir muchos tipos de batallas, pero por desgracia, es algo que cada día a la gente le cuesta más expresar.

Basta con ser algo traumático para nosotros para que se vuelva en una batalla continua, todo depende de la persona.

Hay batallas que duran un día, las hay que duran meses y años y luego están aquellas con las que vives cada día.

Existen batallas que llevan a una persona al suicidio y otras a matar en un colegio.

Cuando tratamos con personas, desconocemos la batalla que viven, por eso cuando trates con otras personas:

Trátalas como te gustarían que te tratasen a ti.

Ser amables no cuesta nada, y a veces, es suficiente para darle un poco de luz a las personas en su día a día.

0 comentario
0

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.