La apatía, cuando pasar de todo se vuelve malo para la salud.

por admin
0 comentario 318 views

La apatía, es algo que cuando te llega, te abraza sin soltarte, sin darte la posibilidad de irte.

Hagas lo que hagas, no lo haces de la misma manera, sin ganas y cada día te cuesta hacer cosas.

Pierdes la ilusión, el interés y al final, ese brillo que tiene todo ser humano en sus ojos, se pierde.

Y es tan fácil caer en sus brazos, dejarlo todo y dejarte consumir por el mundo, que hasta que no llegues un límite, no te darás cuenta de lo que sucede.

 

La apatía

¿Qué es la apatía?

Es la falta de motivación, de sueños, de interés por hacer algo con la vida. No es una simple calentura en un momento dado o por una simple decepción.

No, la apatía es algo que te consume todas tus energías, cada maldito segundo de tu vida.

A veces, no te das cuenta, pero la apatía es algo muy común en personas con depresión o de personas con una vida tan rutinaria.

Es algo que nos debe preocupar, cuando te impide hacer cosas que hacías con normalidad.

Es algo que he vivido estos días y no es algo que haya vivido por voluntad propia, ni tiene nada que ver con la pereza.

Causas de la apatía.

Hay bastante información respecto a esto, si se prefiere en plan psicología, pero siempre recomiendo que se halle la fuente de todo mal.

Como pueden ser drogas, la familia, una decepción o cualquier otra cosa, los seres humanos somos proclives al lado negativo de las cosas.

Es importante, que lo descubran y que no se deba a un problema de salud de otro tipo.

Y en este caso, para no aburrir, voy a exponer los que creo que estoy sufriendo, y son precisamente dos de los que puedo hablar con conocimiento personal.

Falta de apoyo emocional.

Rodeado de familia, pero emocionalmente solo, desinteresados o distantes conmigo, y no hablemos de los amigos, aunque me siente a gusto estar solo, nunca está mal, recibir algún tipo de apoyo.

Miedo a fracasar.

Miedo de volver a intentarlo y seguir fracasando, una y otra vez, llega un momento en el que uno pierde la ilusión por las cosas que intenta hacer, y lo peor, es que elegí el camino de intentar ayudar a gente.

Esas dos son mis principales fuentes de apatía, y es como un quiero y no puedo todos los días.

Algunos trastornos como causa.

La apatía puede surgir de muchas formas, y una de ellas son los trastornos, voy a explicar los que he conocido en mi vida.

Depresión.

Es la más habitual y principalmente para una persona que esta en una fase avanzada de depresión.

Recordar que la depresión es algo que incluso podemos tener sin darnos cuenta, y la puede vivir cualquier persona.

Tengo la suerte de no tener depresión, pero la he tenido, y tu vida cambia radicalmente, la apatía es una fase bastante importante de la depresión.

No hay nada peor para una persona con depresión que permanecer cerrado en una habitación o casa, y más si es la fuente principal.

Estrés.

Hoy en día, el estrés una fuente de problemas, y debido a que puede derivar de muchas situaciones.

Estar sin trabajo, viendo que no te llaman y que tus recursos se van acabando poco a poco, es suficiente motivo para volverte una persona apática.

Incluso el trabajo, la monotonía o simplemente, una mala racha puede convertir una vida normal de una persona en una llena de la apatía

Alzheimer.

Es algo que he vivido recientemente en mi familia, el comienzo hasta un grado 4, en una persona que veía todos los días.

Escribirlo se me rompe un poco el alma al recordarlo, pero una de las cosas que, si noté muy pronto, es que se volvió apática.

Una persona que incluso participaba en carnavales, de repente dejo de hacer todo, no salía de la casa.

Los cambios de humor, se volvieron más frecuente y mucho más agresiva, era una persona que no quería salir pero que quería huir de allí.

Es una enfermedad que no solo consume al enfermo, consume todo a su alrededor.

Superar la apatía.

Vencer la apatía no es algo que hagas de la noche a la mañana, y eso es algo que te aseguro. A mí me está costando bastante.

Considero que, a cualquier problema, como buen fan de la electrónica, es buscar el origen del problema.

¿Por qué? Es muy simple, no es lo mismo tratar la apatía desde el punto del miedo o la falta de apoyo, a que sea derivada de una enfermedad como el Alzheimer.

Por eso voy a escribir lo que estoy haciendo actualmente para superar esta situación.

  • Descubrir la causa.
  • Marcarme un periodo de transición.
  • Introducir cambios graduales.
  • Hacerme un cuadrante a realizar.

Lo hemos dicho, al principio de este punto, es importante descubrir la causa.

Pero también darnos nuestro de transición, no es algo que puedas hacer de golpe, se tiene que ir paso a paso.

A mi me esta costando horrores levantarme por la mañana, y encontrar esa motivación, todo por una sencilla razón, vivo en una completa monotonía.

Por eso considero importante empezar con pequeños cambios, como puede salir mas o intentar hablar con personas.

Romper la monotonía ayuda, y si le aplicamos pequeñas caminatas todos los días el cuerpo lo agradece.

Salir del ambiente en el que estamos sumergido, es algo muy importante.

También es importante, llevar un ciclo de sueño normal y saludable, posiblemente si eres una persona que estas viviendo esta situación, te encuentres con cambios de este tipo.

Por eso, considero muy valioso crear un cuadrante de nuestro día a día e incluir poco a poco novedades.

La mejor forma de salir es tener un objetivo combinado con pequeños cambios, te será más sencillo.

Opinión final.

Tengo que decir que la apatía, al igual que con la depresión o cualquier otra cosa, no hay una receta mágica, es imposible.

Lo que estoy haciendo para salir de mis problemas, quizás a ti, aun teniendo el mismo problema, no te resulte.

Tengo que dejar claro que no es la primera vez que vivo esta situación y he probado bastantes cosas.

¿Has probado cosas y te han funcionado? ¿Sigues igual? Cuenta tu experiencia.

0 comentario
0

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.