Estoy triste, 4 tipos de tristeza comunes.

por admin
0 comentario 20 views

Agarrado a mis rodillas, pensando, en lo mucho que estoy triste.

Nadie me quiere ni valoran lo que hago e incluso me siento invisible para el resto.

Te lo llegas a repetir en tu cabeza continuamente ¿Verdad?

Llevas tiempo encerrado en tu mundo, sin pareja o puede que te hayas dado cuenta que los amigos ya no son lo que era.

Incluso con pareja, puedes llegar a sentirte así.

En tu interior te invade desde el amanecer hasta el anochecer una triste sensación que no se puede explicar con palabras.

Te cuesta levantarte de la cama, y cuando lo haces, te resulta difícil mirarte al espejo.

No te reconoces, al menos no, a la persona que ves reflejada hoy.

Sientes que no encajas con el resto del mundo y que no existes para nadie. Nadie ve tu dolor.

El dolor y las lágrimas te impiden ver más allá, incluso cuando intentas compartirlo con alguien más, te ves solo y ese dolor aumenta.

Te suena todo lo que he dicho ¿Verdad?

Principalmente si eres una persona por la que ha pasado por una gran decepción o una ruptura, e incluso si has perdido a alguien o peor, sufres algún acoso.

Son algunas razones por las que he vivido cuando estoy triste, aunque ha pasado tiempo de la última vez.

Al igual que lo he hecho yo mismo, tienen que aceptar que somos seres humanos, te puedes llegar sentir así.

Da igual la de amigos que tengas en tu día a día o en incluso en redes sociales.

Estoy triste

¿Qué es la tristeza?

No es algo que se pueda expresar con palabras, solo aquel que ha pasado por un periodo de tristeza sabe lo que es.

Es lo que sucede con los sentimientos, si se pudieran explicar con palabras, todo sería más fácil de llevar para algunos.

Si te puedo decir que la tristeza es parecida a la gripe, empiezas a notar sus síntomas poco a poco.

Te sientes decaído, dejas de hacer cosas e incluso te alejas poco a poco de la gente.

Es lo que sucede cuando la tristeza te agarra, es posesiva y te quiere para ella sola.

Así es lo que he vivido cuando estoy triste, y es algo que no se lo deseo a nadie.

No tiene nada que ver con sentirse solo o vacio.

Por eso quiero hablar de los diferentes tipos de tristeza más comunes, que son los siguientes:

Un día malo

Puede llegar un día y decir: siento que estoy triste.

Es completamente humano. Todos podemos tener un día malo.

Cuando es peligroso, es cuando es un día, otro día más y otro.

Al final, es como la gripe sino la combate desde el primer momento, la vas a pillar.

Luego resulta que no es cosa de un solo día, sino que se ha convertido en algo peor.

Tristeza de un día puede ser lo siguiente:

  • Una pelea con alguien querido.
  • No te salen las cosas como quieres.
  • Una mala alimentación.
  • Un mal sueño.

Son solo ejemplos, y todo depende de las circunstancias actuales de la persona.

Lo importante, es que debe convertirse en cosa de un día o dos como mucho, eres humano.

Pero no puede pasar de ahí, cuando te estas poniendo malo de gripe.

Vas al medico o te tomas algo como un antigripal ¿No?

Con un mal día, sucede lo mismo, lo mejor es hablarlo con alguien de confianza.

Estoy triste de amor

Una de las tristezas que, en ocasiones, peor se lleva.

Ha sido una de las razones por las que estoy triste, al menos estaba en su momento.

En este tipo de situaciones, creo, que existen tres tipos de personas:

  • La que desahoga y sigue adelante.
  • Sigue adelante sin pasar página.
  • La que no sabe pasar página.

Debes preguntarte cual eres de los 3 tipos, para saber como seguir con tu vida.

La persona que sigue adelante y se desahoga, o al menos acepta lo sucedido y se da su tiempo de sanar, es una persona que es capaz de seguir y recuperar su alegría.

No se puede decir lo mismo de una persona que no se ha parado a pensar un segundo, en lo sucedido.

Sigue sin darse tiempo a sanar, y al final un día explota, terminando en algo más que tristeza.

Las personas que no saben pasar página, son personas habitualmente tóxicas y dependientes.

Personas que son incapaces de dejar marchar a la otra persona, y que suele terminar mal.

Es lo que tienen los sentimientos, no los puedes controlar, pero si tienes que saber qué hacer con ellos.

Las personas que escuchan a alguien decir que están triste de amor, no lo entienden.

Una persona que ha estado, realmente, enamorada de otra, es la única persona que te va a entender.

La ruptura de una relación es difícil, pero si ha existido amor del bueno, es algo que puede costar mucho tiempo.

La persona que dijo que un clavo saca otro clavo, no tiene mucha idea.

Es normal sentirse triste, y es recomendable, llorar, aceptarlo, hablarlo y darse el tiempo que merece.

Escribo estas palabras, y seguro que hay personas ahora mismo pasando por esto mismo.

Pena por pérdida

Es uno de los peores momentos que podemos llegar a vivir en nuestra vida.

No hay nada que exista que te pueda aliviar ese dolor, no importan las palabras.

Lo que, si te puedo decir que, en momentos como este, te tienes que dar tu tiempo.

Recuerdo la frase de un videojuego, y que a veces sucede en la vida:

Es triste perder a alguien, pero lo es más cuando los muertos se llevan consigo a los vivos.

Es triste decirlo, pero sucede bastante en el mundo, no todo el mundo es capaz de manejar una pérdida.

Al igual que tampoco sirve de nada buscar cuanto tarda uno en sanarse de esa pérdida.

Ese tipo de preguntas, no tienen respuesta.

Todo depende del tiempo de sanación y de nuestra voluntad de seguir.

Depresión

La diferencia, que es importante, es que la tristeza puede ser algo temporal pero la depresión ya es algo habitual día a día.

Hay personas que pueden tener días malos habitualmente, después de una ruptura, un despido o una pérdida.

No significa que tengan depresión, es lo que tiene darse tiempo para sanar.

Lo que, si te puedo decir de la depresión, es que es muy difícil de salir.

Puedes terminar muy mal, y pensar cosas verdaderamente malas, como el suicidio.

Es algo que llegué a vivir muy joven.

La tristeza se convierte en depresión, cuando no dejas de llorar, no descansas bien o pierdes el apetito.

Te despierta sin ganas de levantarte, y la relación con las personas alrededor se vuelve peor.

No lo entienden, al menos no nos comprenden.

Cuando una persona pasa por una depresión, en su vida requiere personas agradables, con motivación y que te motiven a ser mejor.

El fuego no combate el fuego, si se hace, puede que se quede en cenizas.

¿Cómo combatir la tristeza?

Busca la razón y lucha.

Para ello se necesita primero hacerse una serie de preguntas, como estas:

  • ¿Sueles estar triste habitualmente? ¿Ha sido algo esporádico?
  • ¿Has tenido alguna pelea con alguien querido?
  • ¿Una ruptura?
  • ¿La pérdida de alguien querido?
  • ¿Decepción?
  • ¿Vives la vida que querías o la que esperaban de ti?
  • ¿Sufres acoso?

Cuando estoy triste he hallado la respuesta en alguna de esas preguntas, o he tenido que crear alguna nueva.

La única manera de superar la tristeza es conociendo la razón, como sucede con casi todo.

También es importante que tengas voluntad para ello, y paciencia.

El mayor problema con las personas:

  • no se dan el tiempo que merecen para sanar
  • no hablan de ciertos temas
  • la mayoría viven o hemos vivido lo que esperan de nosotros.

Para combatirlo después de encontrar la razón, hay que hacer lo siguiente:

  • Ruptura o una pérdida, tiempo para sanar.
  • Vivir una vida que esperaban de ti, ir cambiando a una que queramos.
  • Sufres acoso, habla con alguien en quien confíes y personas que te puedan ayudar.

Son ejemplos, casi todo, tiene solución en esta vida menos, por desgracia, la muerte.

Después de enfrentar el problema, es cambiar ciertas cosas.

  • Trabajar la autoestima.
  • Hacer cosas que nos gusten.
  • Buscar objetivos alcanzables.
  • No depender de lo que digan otros.
  • Menos redes sociales, y más contacto.
  • Explorar la naturaleza.
  • Aprender cosas nuevas.

Puedo seguir escribiendo que más cosas se pueden cambiar para mejorar, para una personal normal en esta sociedad.

Son cosas que he hecho cuando estoy triste.

No va a suceder de la noche a la mañana, es algo constante y algo que debes trabajar cada día.

Todo depende de ti, y sino te ves con esa fuerza, siempre puedes acudir a algún especialista.

0 comentario
0

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.