Depresión y suicidio, síntomas y cosas que se hacen.

por admin
0 comentario 527 views

Hay una inmensa mayoría de personas que piensan que estar deprimido o querer suicidarse es estar “muy triste” y la depresión es mucho más que eso, al menos, para el que lo ha vivido, exactamente igual, para el que ha intentado suicidarse o lo ha pensado.

Aquel que ha experimentado la depresión, sabe perfectamente que se puede manifestar de muchas maneras en la conducta, algunas fáciles de ver y otras “casi imposible”, tendrías que conocer a la persona muy bien.

Y no hay ninguna prueba médica para verificar.

El suicidio suele estar acompañado de la depresión pero no siempre vienen de la mano, existen situaciones en las que a una persona quiera morir, incluso cuando una persona lleva una buena vida y parece feliz.

Actualmente, el suicidio es el asesino silencioso de la sociedad, y que menos importancia se le da, en algunas sociedades es la causa principal de muerte en hombres. Cualquier persona (y familia) puede sufrirlo en casa.

El querer suicidarse tampoco es fácil de descubrir para los seres queridos.

 

 

Depresión

Depresión.

El camino hacia esta situación, también es muy diferente, depende completamente de las circunstancias de cada persona, ejemplos indicativos de depresión o posible: La desmotivación, no querer salir de casa o querer llorar.

No es lo mismo una persona con una vida normal y que haya vivido una experiencia triste, a una persona que está viviendo una situación personal continua como el acoso.

La primera puede llevar con el tiempo, sino lo trata, a una depresión y la segunda al suicidio, si tampoco se trata a tiempo.

Síntomas de la depresión:

El síntoma de la depresión principal es la tristeza pero también la pérdida de control, dificultad para motivarse o llevar una vida y socializar normal. También:

  • Lentitud, tener siempre la sensación de cansancio, irritarse fácilmente, llorar por cualquier cosa o pérdida de apetito.
  • Dificultad para dormir toda la noche, despertarse y no lograr conciliar el sueño.
  • Problemas para pensar, y cuando se hace son pensamientos negativos.
  • Dificultad para llevar una vida normal y socialmente, dificultando las relaciones personales.
  • Incapaz de disfrutar de cosas o situaciones agradables.
  • Síntomas físicos, como dolor de cabeza, molestias digestivas o dolor generalizado.
  • Aumento de sentimientos de culpa por cosas hechas en el pasado y por cualquier cosa hecha en el presente.
  • Pensar en la muerte, bien en forma de “sería mejor estar muerto”.

Cosas que se hacen en depresión:

La depresión se puede vivir de diferentes formas, y para notarlo hay que conocerse muy bien o conocer a la persona, es algo que se ve en el comportamiento diario.

Hay ejemplos o situaciones de lo que hace una persona o varias con depresión, y que muchas personas no se dan cuenta.

  • A la persona afectada, le cuesta mucho salir de la cama, cuando lo hacen quieren volver a acostarse.
  • Pensar negativamente socialmente, pensar que los amigos los quieren ver por pena, cancelando esas situaciones sociales habitualmente.
  • Esconderse detrás de algo, videojuegos, teléfono, redes sociales o libros, sin socializar. Algo muy habitual entre la gente joven al sufrir acoso.
  • Aislarse socialmente, falta de interés en hacer cosas o auto despreciándose.
  • Muestran una cara sonriente en todo el día, cuando llegan a la noche se rompen.
  • Continuamente con cansancio o encontrarse con malestar.
  • No querer comer, descuidar la higiene o tareas básicas del hogar.
  • Propensos a caer en situaciones de “dependencia”. Alcohol, drogas y relaciones tóxicas.
  • Irritabilidad con cosas triviales o sentimiento de culpa en cualquier cosa que hagan.

Suicidio.

El suicidio es algo silencioso, y que no acompaña a la depresión siempre, en la vida se pueden vivir situaciones tan angustiosas hasta tal punto de querer morirse o intentarlo.

Aquellas personas que tienen momentos de pensar en el suicidio, son personas que tienen depresión, con la autoestima por los suelos y sin confianza alguna, una persona totalmente rota.

Un claro ejemplo, la primera temporada de la serie 13 razones o Koe no Katachi, a veces se necesita una gota para que el vaso se desborde, y más al ser invisible para el resto, incluso cuando lo cuenta y no recibe ayuda.

Síntomas de querer suicidarse:

Síntoma principal es un deseo grave de morir, pensando que así el mundo irá mejor, tiene mucho en común con la depresión, ya que suelen venir acompañadas, aunque también puede desearse por alguna experiencia traumática puntual, como una violación o una pérdida sin tener depresión previa.

No hay dos personas iguales, como hemos repetido, hay personas que no muestran ningún indicio, a simple vista, y otros que cambian radicalmente, son los casos que he vivido (cuando tuve depresión por acoso escolar y pensé en el suicidio) y conocido por otras personas.

  • Aislamiento social.
  • Falta de interés para hacer las cosas.
  • Falta de energía o motivación.
  • Algunas personas son capaces de sonreír todo el día y otras pueden sufrir un cambio radical de conducta: Salir con amigos casi todos los días a no salir ni tener contacto con ellos.
  • Sentirse invisible, incluso cuando intentan pedir ayuda.
  • Mucho tiempo en videojuegos, internet o móviles.
  • Pensamiento habitual de querer morir e incluso llegar a planificarlo, algunas personas incluso lo dejan caer como un: “Y si…”
  • Se siente culpable de todo lo que sucede alrededor.

Posible causa:

Una persona que quiere suicidarse, sea por la razón que sea, es una persona rota de alguna manera, una persona que ha sufrido en silencio, muchas veces por temor a que se burlen o ni siquiera ser escuchado, es algo que depende del ámbito familiar, y que se siente culpable de todo, y en algunos casos es invisible para la familia.

Como he dicho al principio, el hombre es más susceptible a este tipo de situaciones, únicamente, por ser hombre, siempre se ha dado una imagen, olvidando que también es una persona más allá de su género, aunque la mujer tampoco se encuentra libre de ello.

Suelen ser personas divorciadas sin posibilidad de ver a sus hijos, que no tienen nada, personas que reciben abusos sexuales o escolar, entre otros, son personas que necesitan ser escuchadas antes de que terminen por romperse.

Una persona en este estado, es una persona sin luz en su vida, es oscuridad, y la oscuridad a veces, trae lo peor de las personas, personas así, la mayoría se suicidan pero otras cometen masacres.

Conclusiones:

La depresión no conoce de estatus sociales, de si tienes o no familia o de si tienes una vida feliz en Instagram, la depresión no es estar muy triste.

Es una de las causas más ignoradas porque a razón de las redes sociales hemos dejado de tener conversaciones cara a cara, a perder la empatía y preocuparnos por otras personas.

Y si eres una persona que piensa en la muerte, mi consejo es que pidas ayuda, no podemos permitir vivir en un mundo donde haya personas capaces de llevar a otra a estos límites, la depresión se puede superar, incluso por uno mismo, dependiendo de la gravedad, pero el deseo de morir, eso son palabras mayores.

Nadie debería de ser silenciado, ignorado ni obligado a suicidarse, nadie ni ningún grupo debería tener este tipo de poder en las personas.

Y ¿Tú? ¿Has vivido o vives alguna de estas situaciones? ¿Necesitas que alguien te escuche? Deja tu comentario para poder saber de tu historia, todas importan.

0 comentario
0

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.