Cambio de vida o vida nueva, difícil de asumir para algunas personas.

por admin
0 comentario 592 views

Necesito un cambio de vida o vida nueva.


Quiero dejar la universidad o quiero dejar el trabajo, cuantas veces no hemos oído o dicho lo mismo, pedimos a gritos un cambio de vida o vida nueva, muchas veces en un momento de calentura.

Y que muchos no se atreven por miedo al cambio, irónicamente, cuando para cambiar necesitas dar algo a cambio.

 

Cambio de vida o vida nueva

 

En mi situación personal, he estado durante años oyendo a mi familia decirme y creerse, con derecho, a darme consejos.

De seguir trabajando por la situación o sácate el carné de conducir, que si cómprate un coche nuevo o de segunda mano, y así sucesivamente, sin molestarse en saber, si era feliz.

La misma situación que muchos, posiblemente, directamente o indirectamente han vivido.

Pero hay que comprender que cada uno vive su vida, y por eso decidí hace tiempo romper con lo que ellos querían, vivir mi vida como quiero, y fue el mejor cambio de vida que he tenido.

La realidad es que cada día más personas deciden romper con lo que otros quieren, un cambio de vida o vida nueva, empieza por uno mismo.

Es tu vida, tú debes decidir cómo vivirla y no como otros quieran, al final quién tendrá que afrontar las consecuencias, eres tú y no ellos.

Los cambios de vida, nacen de un primer paso, para ello pregúntate que es lo que quieres cambiar de tu vida realmente.

 

 

Quiero dejar los estudios.

No es fácil, cuando llevas tiempo estudiando y con el tiempo terminas quemado.

Muchas veces, vemos que lo que estudiamos no es lo que pensábamos, pero acaso ¿hay algo que suela serlo? El mayor problema en casi todo, es que la gente suele idealizar lo que quieren estudiar por lo que han leído o la experiencia de otros.

Déjame decirte que cada persona es un mundo, que para alguien puede ser una experiencia increíble para ti puede ser un bodrio, y es así casi siempre.

Mi consejo, es que si te queda poco termina o estudia algo que te guste realmente y siempre tener otra opción sin ser universitario, muchas personas se olvidan que los grados superiores son buena opción.

La única manera de averiguarlo: de que quieres vivir y cómo quieres vivir tu vida. Esa pregunta solo te la puedes responder tú.

 

 

Quiero dejar el trabajo.

Esta puede ser, uno de las más problemáticas, ya que depende de la situación financiera de cada uno.

Es normal, que cuando lleves un tiempo terminar cansado.

He estado durante 9 años en un trabajo, donde no me llenaba y siempre eran las mismas caras, las mismas peleas y encima con los años cobraba menos y hacia más horas juntas en poco tiempo.

Aunque mucho te digan de aguantar, mi consejo es que busques desde ya, otras opciones, no cometas los mismos errores que yo mismo cometí.

Busca otro empleo, ya sea en tu país o en otro país, hay que pensar que si sabes idiomas, es bueno para mejorarlos.

Si tienes alguna afición, medita y busca que opciones puedes tener por Internet.

Laboralmente, las personas que persisten y mejoran cada día, son las que más posibilidad tienen de trabajar, incluso, en lo que quieren.

 

 

Quiero dejar a mi pareja.

Este punto es para uno, más personal, cada persona es un mundo.

Considero y creo, que cada persona debería  mirar su relación, si es feliz, si están bien juntos…

Son preguntas que solo uno puede responder, para mí, cualquier relación es un 50/50% si alguien siente que el otro da menos, comienzan los problemas.

Y si en algún momento, te planteas esta situación, deberías mirar tus sentimientos ya que estar con alguien por pena, es lo peor que hay.

Significa un gran cambio de vida o vida nueva completamente, pero hay que estar al 100% seguro de esa elección.

 

 

Quiero irme de casa.

Este puede ser, el segundo más difícil de hacer y más fácil de decir, simplemente, a razón de la situación de cada persona.

Personas que viven en casa por los estudios, tienen un trabajo que no les da para mucho o recién salido de una relación.

Pero cuando muchos quieren irse de casa, todos o casi todos, tienen un punto en común, y es que la causante suele ser la propia familia.

Cada familia es un mundo, pueden existir similitudes pero ninguna es igual.

En estos casos, depende de la situación de cada uno, si uno tiene trabajo hay que plantearse vivir con compañeros de piso y compartir gastos.

En el caso de estudiar, si estás en la universidad, siempre existe la posibilidad de estudiar fuera.

En cualquier caso, cada caso hay que escucharlo y observarlo, cada situación puede ser muy diferente una de otra pero es algo que debemos hacer nosotros mismos, valorando nuestra situación en una balanza, si gana el lado negativo, tienes un problema.

La mayoría de las personas, se ahogan en vasos de agua cuando llevan tiempo negatividad en sus vidas, y cuando llega el momento se desbordan.

Esta situación es muy habitual en una sociedad que se vive tan rápido como la nuestra, y que llegamos a un momento de nuestras vidas que nos podemos replantear muchas cosas.

En general, a todas las personas que viven actualmente este tipo de situaciones, mi recomendación  es que miren más por su futuro y no tanto por lo que otros desean.

 

 

Año sabático.

Este punto es más personal pero también una recomendación, en este tipo de situaciones.

Cuando tenemos la sensación de necesidad de un cambio de vida o una vida nueva, este tipo de cosas son las mejores.

Desconectar del mundo y de todo los que nos rodean, es la mejor forma de comenzar otro capítulo más en nuestras vidas.

Tienes algo de dinero reunido, haz una locura y viaja algún sitio que hayas querido visitar, tampoco necesitas un montón de dinero para viajar, solo una excusa para ello.

Está bien cometerlas, a veces un momento de locura nos sirve para un cambio de vida o vida nueva, los 31 de Diciembre no son los únicos que sirven para ese tipo de cambios.

Y no es necesario irse a Madagascar, cualquier lugar alejado de tu zona de confort es válido.

Experimenta, siente y vive otras cosas distintas de tu día a día, conócete a ti mismo y palpa tus barrotes.

La mayor cárcel es la que se vive en la mente de cada persona, donde descubrimos nuestros miedos al pensar en un cambio.

 

 

Y que es normal tener miedo, es algo muy humano, pero cada uno debe explorar las opciones que se tienen y hay oportunidades que solo pasan una vez, un cambio de vida o vida nueva, conlleva eso miedo a lo desconocido.

El miedo, nuestro mayor enemigo, el miedo enseña y nos hace avanzar, cuando lo superamos.

Si te ha gustado este tema, comenta o comparte con otras personas por redes sociales!

0 comentario
0

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.