La autoestima y la confianza en uno mismo, tener que reconstruirse.

por admin
0 comentario 1331 views

Reconstruirse uno mismo

He hablado mucho de cosas que reducen nuestra autoestima y la confianza en nosotros mismos pero no he hablado como mejorarla.

Estas dos características son originadas y fomentadas desde la infancia y dentro de la familia pero también en el colegio e instituto.

He sufrido machismo y en algunos casos, discriminación por ser diferente, por ser altamente sensible y por intentar, siempre tratar a las personas como tales, sin importar lo que hayan hecho anteriormente.

autoestima y la confianza en nosotros

En mi propia experiencia, en una familia excesivamente críticos y protectores conmigo, llegó a repercutir en mí, de adulto, y fue la misma razón por la que me tuve que reconstruir completamente y por eso, soy la persona que quiero ser hoy en día.

Y como me pude reconstruir, trabajando mi confianza y autoestima, potenciando lo que me gusta, rodearse de personas positivas, de ambientes positivos y poco a poco, cambiar mi pensamiento, durante años.

Purgar todo lo que nos da la sociedad y las situaciones en la vida, y abrir mi mente a mundos nuevos, aceptar que las personas, cada una, son un mundo diferente y no como queremos que sean.

La autoestima

Una persona con poca autoestima y la confianza mermada suele caer en dependencias pero también sentirte como un fracaso de persona.

Fue un camino muy difícil, entre palabras de reproche, me sentí perdido durante un tiempo y en una sociedad como la nuestra, puede ser muy malo.

Las experiencias que tuve me hicieron abrir los ojos, y tener personas que te muestran otros mundos también ayudó a que quisiera cambiar, ya que hoy en día, aún existen personas que te dan fuerzas a ser mejor persona.

Y el primer paso para mejorar mi autoestima, fue conocerme a mí, encontrar la fuente del problema.

Ese era mi miedo, miedo a quedar en ridículo y miedo a estar con otras personas, cuando tenía 22 años, tuve la suerte de caer en un sitio web donde se hacían encuentros de más de 100 personas, lo unimos a trabajar de cara al público, fue un gran cambio radical.

De ese sitio web, conocí personas increíbles que con su cariño, con sus abrazos y sus sonrisas ayudaron mucho a mi autoestima, sentirte querido es importante pero también es encontrar personas con la que puedes hacer tonterías, sin importar el ridículo que hagas.

Ser tu mismo y ser valorado por lo mismo fue muy importante.

Trabajar de cara al público te obliga a entrar en contacto con otras personas, a tener que hablar con otros, eso hizo una diferencia en mí.

No solo por cambiar mi vida, en muchos aspectos, también para descubrir mi propia oscuridad, acumulada durante años por no ser capaz, por miedo, a expresar lo que sentía.

Cuando empecé a soltar peso, de lo que había vivido, de lo que había experimentado, en ese momento, fue cuando empecé a ver la luz.

La autoestima y la confianza  que me faltaba, poco a poco, durante años, fui recuperándolas.

La confianza

La autoestima y la confianza, sinceramente, son cosas que tardas años en recuperarlas pero solo necesitas unos segundos para perderlas.

Precisamente, la confianza va ligada si o si a la autoestima, cuanto mayor sea tu autoestima, lo será tu confianza pero no se excedan, la vida te golpea.

Y precisamente la confianza, más importante, no es solo en tus habilidades sino en tu propia persona. Habilidades todos tenemos, confianza en uno mismo, por desgracia, muy pocos.

El mayor punto de inflexión fue operarme de estrabismo a los 24 años, fue el culmen de la persona que soy hoy en día.

También fue el momento donde la vida me golpeo, donde las personas se distancian, donde cada uno escoge su camino y cuando también vas descubriéndote como persona.

Que las personas no son eternas, y que a veces, las personas llegan a nuestras vidas por una razón, y es para enseñarnos.

Fue un momento en mi vida de pura enseñanza, de descubrirme y descubrir que el mundo es más que la oscuridad.

Hubo un tiempo donde pensé en el suicidio, pero le di una oportunidad a la vida y la propia vida me lo devolvió con peso pero también me golpeo para enseñarme otra vez.

Para una persona que caminaba sin alma, fue la elección más dura.

Pero también me enseño, aunque conocí gente increíble, no todos eran igual, que algunos estaban por interés y otros por celos, que los importantes se quedan pase lo que pase, y por cariño a tu persona, que lo más importante es saber valorarse, aceptarse y quererse.

Y la autoestima y la confianza en uno mismo, se nota, cuando entiendes que no todo el mundo merece nuestro tiempo y que no hay mayor muestra de confianza en uno mismo que alejarse de ciertas personas.

Mi autoestima y la confianza en mí mismo, tarde años en recuperarlas pero también tuve la capacidad de retenerlas, aunque soy humano y tengo momentos de bajón, también fui capaz de mejorarlas con los años.

La vida enseña para los que quieran aprender, y para los que quieran avanzar.

Una persona con autoestima y la confianza en sí mismo

Las personas así, cambian tu vida, son como una sacudida, y te enseñan como nadie pero lo mejor, es que te hacen querer avanzar en la vida.

Todas esas personas tienen estos puntos en común:

Se quieren, respetan y valoran. Y como tal, esperan lo mismo de otros, no solo para ellos sino para otras personas también.

Creen en sí mismos y en sus habilidades. Se conocen a sí mismos y saben sus puntos débiles pero también son conscientes del potencial que tienen, no le afecta la opinión crítica de las personas sin razón, pero si aceptan, con razón, reconocer si se han equivocado y cambiar.

Enfrentan sus miedos y resuelven sus problemas. Una persona con autoestima y la confianza suficiente, harán frente a sus miedos y a sus problemas, tendrán el valor para superarse y no esperaran que otros les solucionen sus problemas, ni tampoco permite dejarlos pasar, se enfrentara a ellos, seguros de sí mismos.

Cumplen sus sueños. Cuando hablamos de sueños, hablamos de cosas alcanzables, como metas para mejorar nuestras vidas, son personas que se vuelven a levantar cuantas veces necesiten pero cumplirán con sus sueños pero también tienen la capacidad de saber sus puntos débiles y de lo que no pueden hacer, son capaces de saber los riesgos que toman y si merece la pena.

La comodidad es uno de los más malos hábitos y más difícil de quitar pero también lo es perderse o sentirte como un fracaso de persona, son situaciones muy difíciles de superar pero como he dicho, necesitas positividad a tu alrededor para que el primer cambio empiece a funcionar, y para traer positividad a nuestras vidas, a veces se tienen que superar a nuestros propios demonios.

Cuando una persona ha tocado fondo, y se ha visto tener que renacer de sus propias cenizas, es cuando está preparada para cambiar.

Reconstruirse uno mismo no es fácil y se tardan años para ello, y aun así no hay nada seguro, excepto el deseo de querer cambiar, y la vida siempre mejora a aquellos que tienen la voluntad para ello.

0 comentario
0

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.