Aprender a decir adiós, es siempre necesario.

por admin
0 comentario 503 views

Aprender a decir adiós.


Es difícil pero debemos aprender a decir adiós, no es solo necesario para tu crecimiento, sino para que otras sigan su camino.

No siempre las personas permanecen en nuestro camino, algunas vienen y se van, y otras hay que decirles adiós.

La situación no es la misma, los personajes principales cambian y se convierten en secundarios, otros se convierte en parte de la escena.

Amistades de hace años, se convierten en extraños y cuando se encuentran, surgen los silencios incómodos.

Otros prefieren los silencios como respuestas, y los silencios no siempre otorgan.

Por eso, es tan importante aprender a decir adiós, ya que la amistad no se mendiga y menos todavía el amor.

El amor, no es sufrir, no es humillación, no es saber de la persona 24 horas del día.

Y la amistad, muchos quieren tener amigos pero pocos intentan ser uno, cuando eso se cumple, es mejor decir adiós, la amistad como casi todo, es cosa de dos.

Al final, con lo que se paga no es con lágrimas y dolor, sino con el tiempo, es algo que nunca recuperas, a diferencia de tu alegría que con el tiempo regresa.

Que tu vida sea algo que puedas compartir, recibir y dar, que para personajes de relleno, posiblemente, tengamos muchos en Facebook.

Nuestro tiempo, hay que dedicarlo a las personas que lo merezcan y en cosas, que merezcan la pena.

Aprender a decir adiós, no es solo alejarte de personas.

Es también tener la capacidad, de saber, cuando un proyecto no te llevará a nada.

Aprender a decir adiós.

Para poder volar, hay que soltar arrastre y para ello, es necesario, pensar en lo que sobra en tu vida.

Muchas veces, vivimos en el día a día, sin pararnos a pensar a donde vamos, muchos se conforman con la comodidad de lo conocido.

Cuando damos la oportunidad, a veces la vida nos puede llegar a sorprender pero para ese primer paso, debes a empezar a mirar tu propia vida.

0 comentario
0

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.