Estereotipos, prejuicio y discriminación social, una realidad muy común.

por admin
0 comentario 983 views

Estereotipos, prejuicio y discriminación.


Es una de las historias interminables del planeta, el continuo uso de estereotipos, prejuicios y discriminaciones hacia otras personas o grupos.
Muchas veces los usan, sin ni siquiera saber lo que son, incluso ni lo han vivido.

En mis 33 años, he sufrido de prejuicio y discriminación de estereotipo, por eso voy a intentar a explicar con mis palabras lo que he aprendido en la vida lo que significa cada cosa, mas allá de la psicología.

El estereotipo es algo más mental y el prejuicio es algo más referente a lo que sentimos, practicas muy habituales en España, la discriminación es más un comportamiento de una persona hacia un determinado grupo de personas o hacia una persona de un determinado grupo.

Por eso, hoy en día es muy habitual escuchar hablar de estereotipos, prejuicios y discriminaciones. Ya hemos visto que dos de ellos son diferentes, y es algo que la gente suele equivocar.

Y que muchas veces se hace de manera para hacer daño, y es algo que sufre muchas personas en el mundo, lo sufrí en el colegio como muchos chicos actualmente.

 

estereotipos

 

Estereotipos

El estereotipo son etiquetas que se ponen a grupos de personas, personas e incluso animales, tienen que ver con nuestra creencia e ideas de lo que tenemos sobre esas etiquetas, la creación de estereotipos empieza desde niño.

Un ejemplo, por ser hombre, muñecos, color azul, traje de marinero y cosas así, eso son etiquetas del hombre que nos la infunden nuestros padres.

Ir a tomar algo a una terraza, con una mujer, pedir un refresco y una cerveza, y ponerme a mí la cerveza, cuando he pedido el refresco, es algo muy común aunque muchos preguntan, sigue siendo habitual asumir que por ser hombre me guste la cerveza, que en este caso no es así.

Los estereotipos con los años se amplían y crecen en etiquetas, llegando a un punto, en el que una persona pueda relacionar homosexuales con femenino o con algo malo, y aunque no es cierta, es un estereotipo generalizado muy común todavía, y que este tipo de estereotipo se adquiere en el ámbito familiar, principalmente.

En mi caso, al ser un niño dulce, tranquilo, que le gustaba la poesía, entre otras cosas, los chicos, y chicas también, de mi clase, asumían el estereotipo de dulce, tranquilo y poesía como algo femenino, con lo cual era tratado como una burla.

Una persona como era mi caso que tenía mi ojo derecho hacia dentro, al no entrar dentro del estereotipo de persona normal, también era motivo de burla.

La razón de eso, era que no entraba en el estereotipo de hombre que se enseñaba en esa época, no tenia un físico normal, no era un chico abierto y sociable y tenia gustos considerados femeninos.

 

estereotipos

 

Prejuicios

El prejuicio es evaluar o juzgar algo o alguien o algún grupo de forma negativa en relación con sentimientos, ya que estamos emitiendo un juicio previo sin conocer. Es un comportamiento típico de personas en la que ha tenido algún problema con un grupo de personas de mismas etiquetas, llegando al punto de generalizar.

El prejuicio es práctica habitual en España, un claro ejemplo es asumir que por ser hombre soy un maltratador o que no soy una persona capacitada, por ser hombre, para cuidar de un hijo solo, esto es muy típico en las leyes de medio mundo, por mucho que pregonen ciertos grupos.

También lo es, asumir como al género femenino como débil, y eso es uno de los muchos prejuicios, que se enseñan desde pequeño y del que se pregona hoy en día.

En mi vida, he sido prejuzgado por personas, a causa de otras personas y nunca por intentar conocerme, prejuicios adquiridos por terceros, que es algo muy habitual en España, y me atrevo a decir, que muchos hemos sufrido alguna vez en la vida, y sin ser culpables.

 

 

Discriminación

El último punto, es más un comportamiento, es como actúan ciertas personas ante ciertos grupos o personas pertenecientes a ciertos grupos, este tipo de situaciones son muy dadas incluso en nuestro siglo, es triste pero es una realidad.

Los estereotipos que antes dije de mi vida, al no cumplir con estereotipos de lo que es un “hombre” causo este tipo de situación, la discriminación y es algo a un nivel peligroso que se está dando en las escuelas, con el tema del acoso escolar y las redes sociales, llegando al punto de suicidarse.

Todos de alguna forma hemos sido discriminados en algo, sea por ser hombre, mujer o los más habituales por ser transexuales, e incluso por tener un tono de voz diferente.

Para observar este tipo de comportamientos e identificarlos es tan fácil como observar las personas, algo que muy pocas personas hacen.

Una persona de un grupo determinado social discrimina a otra por serlo de otro grupo diferente, muchas de las veces, considero, que se debe a experiencias personales, doctrinas, fanatismo o prejuicios que se adquieren de pequeños o de adultos, según el entorno.

Este tipo de comportamientos lo vemos pero se mira a otro lado, al menos, la inmensa mayoría de personas ante un problema, y es algo muy habitual no solo en las escuelas, en los institutos, universidades, lugares de trabajo, incluso paseando por la calle alguien puede ser discriminado.

Los ejemplos más claros, son cuando hay mujeres u hombres en sectores que han sido de “hombres” y “mujeres”.

Un caso claro que me parece muy triste, es que había un grupo en un videojuego de guerra que estaba en contra de mujeres soldados pero si aceptaban zombis, como si los zombis fueran normales.

O cuando un chico se interesa por cosas como el ballet, como siempre se asocia el ballet a las mujeres, empieza una discriminación de estereotipo en ambos casos, habituales y triste que en nuestro siglo sigamos igual.

Los tres puntos están conectados pero diferentes por si solos, hay personas con estereotipos y prejuicios con discriminación, algo muy habitual en los tiempos que corren o personas que no tienen ni prejuicios ni discriminaciones, por desgracia, no es algo que abunde mucho. Por lo general, los estereotipos dan lugar a prejuicios que pueden llevar a la discriminación.

Podemos saber si se está dando discriminación propiamente dicha en nuestro ambiente más cercano y lo que es más importante, en nuestras manos está identificar estas situaciones y actuar para prevenirlas o, en último caso, remediarlos, que es algo muy habitual que suceda en centros de trabajo o los colegios y que muchos se niegan ver.

Si, se puede cambiar los prejuicios basados en estereotipos, pero para ello debes tener una mente abierta al cambio, soy el claro ejemplo de ello, tenía prejuicios respecto a los homosexuales y transexuales, como me quite esos prejuicios, como he dicho con la mente abierta y hablando sin segundas intenciones, sea la condición sexual o como se consideren, son personas al igual que lo soy yo mismo y como tales merecen ser tratadas con respecto, y no en base, a unos prejuicios equivocados adquiridos de pequeño.

Este tipo de situaciones son más habituales de lo que se creen, y que en las redes sociales, puedes encontrar miles de casos y terminando muy mal.

0 comentario
0

También te puede interesar